domingo, 22 de junio de 2014

India: La violencia contra la mujer se ceba contra las clases bajas

Una nueva ola de indignación contra las violaciones vuelve a sacudir a India

La violencia contra la mujer en la India tiene un indudable carácter de clase pues la inmensa mayoría de las victimas son mujeres y niñas pertenecientes a las castas más bajas de la sociedad hindú, es decir se ceba sobre las niñas y mujeres pobres pertenecientes a las clases bajas.

Hace apenas unos días eran violadas y asesinadas dos adolescentes de 12 y 13 años, pertenecientes a la casta más baja, en una aldea del estado norteño de Uttar Pradesh, el más poblado del país.
Las dos chicas fueron agredidas por siete hombres y ahorcadas en un árbol de mango a las afueras de su pueblo. La imágenes de sus cuerpos sin vida y colgados de las ramas han dado la vuelta al país y han conmocionado a la sociedad india que, después de la violación en grupo y asesinato de una joven estudiante en Nueva Delhi en 2012, ha convertido estas agresiones en uno de los grandes debates sociales.
Esta violencia criminal contra las mujeres pobres cuenta con la complicidad y pasividad del Estado hindú. Así dos altos cargos del partido derechista hindú que gobierna actualmente —el mismo del recién elegido primer ministro Narendra Modi—, han restado importancia a estos crímenes. “Estos incidentes no se producen de manera deliberada. Ocurren por accidente”, declaró el ministro del Interior del estado de Chhattisgarh, Ramsevak Pakira.

Las violaciones “algunas veces están bien, algunas veces están mal”, declaró el viernes el ministro de Interior del estado vecino, Madhya Pradesh, Babulal Gaur; también miembro del BJP. Gaur aseguró que las violaciones solo pueden considerarse como un delito si se denuncian. Si no es así, dijo, es un asunto entre hombres y mujeres.

El Partido Bharatiya Janata (BJP) reacciona así ante la violencia y los crímenes que afectan a las mujeres de las castas bajas, con lo cual deja claro su complicidad y responsabilidad en estos hechos.
Hoy en la India se desarrolla una poderosa Guerra Popular protagonizada por las clases populares y dirigida por un autentico Partido Comunista, el PCI (Maoísta), que tiene entre sus principales objetivos la liberación de la mujer como parte de la liberación de todas las clases populares. Dicha Guerra Popular es la mayor esperanza para las mujeres pobres de la India y el Mundo, y es un deber que las mujeres y oprimidos de todo el mundo la apoyen.

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA): IX CONGRESO


RESOLUCIÓN SOBRE LA VIOLENCIA DEL ESTADO CONTRA LAS MUJERES


El Congreso de la Unidad-IX Congreso del PCI (Maoísta) condena el número creciente de atrocidades cometidas contra las mujeres a lo largo y ancho del país, especialmente la represión y las atrocidades cometidas por las fuerzas [de seguridad] del Estado y por los grupos de paramilitares financiados por éste. Los ataques más frecuentes y brutales han sido los llevados a cabo contra las mujeres adivasis en Dandakaranya por el Salwa Judum. Tanto las fuerzas paramilitares como los grupos contrarrevolucionarios del Salwa Judum han recurrido a la violación y al asesinato de muchas mujeres, del modo más inhumano, en su campaña de aplastamiento del movimiento revolucionario y del espíritu popular. A Budri la mataron a tiros cuando se dirigía al mercado de Basaguda. A Morsa Lakke y Sukki, de la aldea de Korma, las violaron en grupo y las mataron cuando regresaban de desempeñar tareas de vigilancia y protección de la aldea. A Penta, de la aldea de Arwel, la asesinaron los matones de Salwa Judum en el campamento de Dornapal por negarse a llevar allí al resto de los aldeanos. Éstas son sólo la punta del iceberg de las atrocidades cometidas contra las mujeres adivasis de Bastar.

Por la fuerza han obligado a abandonar sus casas y aldeas a miles de personas a quienes mantienen detenidas en “campamentos de ayuda” que no son, en realidad, sino campos de concentración. Las condiciones allí son infrahumanas. Las mujeres y los niños son las principales víctimas de estas condiciones; su salud física y mental se ha visto gravemente afectada. También se practica la explotación sexual en estos campamentos. Incluso someten a explotación sexual a adolescentes adivasis reclutadas por el gobierno como miembros de las Fuerzas Especiales de Policía (SPO, en sus siglas en inglés). Lo mismo ocurre en Cachemira y en el noreste del país donde las masas [populares] luchan por su liberación nacional. A las mujeres de Manipur que luchan contra la draconiana Ley de Poderes Especiales de las Fuerzas Armadas se las ha sometido a todo tipo de atrocidades cometidas por el Ejército y Sharmila Irom, en huelga de hambre, ha sido varias veces detenida.

Para aplastar la lucha revolucionaria campesina en Midnapore Oeste, Bankura y Purulia, la policía y los matones social-fascistas del Partido Comunista Indio (Marxista) están perpetrando todo tipo de crímenes atroces contra las mujeres.

A las mujeres que trabajan en movimientos políticos, especialmente en los movimientos revolucionarios, . Las cárceles de Bihar, Jharkhand, Chattisgarh, Maharashtra y Karnataka dan testimonio de ello. En Malkangiri, en Orissa, diez mujeres fueron encarceladas en septiembre de 2004 y aún no se las ha puesto en libertad. En el distrito de Koraput, el pueblo protestó contra las violaciones de mujeres de la aldea llevadas a cabo por miembros de la Fuerza de Policía de la Reserva Central [CRPF, en sus siglas en inglés] del campamento de Kalab.
se las está deteniendo en masa

En Orissa, a la camarada Shobhadi, fuente de inspiración e impulsora de un vasto movimiento de mujeres rurales en Jharkhand, Bihar y Orissa, y a las camaradas Lata y Jaya, miembros del Comité de Distrito en Andhra Pradesh, las encarcelaron bajo falsas acusaciones.

A las camaradas Chaiti Pallo, de Dandakaranya, y Lalitha, de Gondia (Maharashtra), las han condenado a cadena perpetua. Otras cumplen condena en Orissa, Bengala Occidental, Karnataka, etc. Se desconoce el paradero de varias activistas detenidas por la policía de Jharkhand. Los grupos paramilitares financiados por el Estado, como los Cobras, amenazan a las activistas en Andhra Pradesh. A las mujeres del Ejército Guerrillero de Liberación Popular [PLGA, en sus siglas en inglés] se las tortura e incluso asesina después de detenidas. En los últimos dos años más de 50 mujeres han muerto así. El caso más reciente es el asesinato a sangre fría de la camarada Karuna por las fuerzas especiales de la policía de Andhra. La policía de Andhra pisotea hasta los derechos humanos más elementales al esposar a las mujeres detenidas. Llevaron esposadas al hospital a las activistas heridas que participaron en las protestas de los pescadores de Ganganagar (Visakhapatnam).

Para aplastar el movimiento campesino contra las confiscaciones de tierras en Singur, en Bengala Occidental, los matones social-fascistas del Partido Comunista Indio (Marxista) violaron y mataron a Tapasi Malik, dirigente del movimiento. En el movimiento contra las confiscaciones de tierras en Kalinganagar ha habido mujeres muertas a tiros. En resumen, las clases dominantes y sus fuerzas armadas utilizan la violencia contra las mujeres como arma.

La violencia brahmánica contra las mujeres no cesa. La brutal violación y asesinato de Surekha y Priyanka en Khairlanjhi por fuerzas de la casta superior apoyadas por el Estado es un espantoso ejemplo de ello. Al mismo tiempo, la difusión por parte de los imperialistas de una cultura patriarcal degradada ha llevado a un alarmante aumento del acoso sexual y de las violaciones en las grandes ciudades. La inseguridad de las mujeres ha aumentado.

El Congreso de la Unidad-IX Congreso hace un llamamiento a todas las mujeres y a todos los demócratas a oponerse a la violencia de las fuerzas [de seguridad] del Estado y de los paramilitares contra las mujeres. También les exhorta a oponerse a la violencia del Salwa Judum, a los asesinatos a sangre fría en supuestos enfrentamientos y a las detenciones de activistas políticas. Además exige la liberación inmediata de la camarada Shobhadi y del resto de presos políticos revolucionarios. Este Congreso exhorta a todas las mujeres oprimidas y explotadas a levantarse contra la opresión y a unirse al movimiento revolucionario de liberación.


Fuente:
http://granmarchahaciaelcomunismo.wordpress.com/
http://odiodeclase.blogspot.com.es/


miércoles, 4 de junio de 2014

Arantza Díaz Villar, presa política comunista gravemente enferma

La presa política Arantza Díaz Villar hospitalizada

La presa política del PCE(r) Arantza Díaz, prisionera en la cárcel de Villena, detectó hace un tiempo manchas de sangre en las heces. Tras la realización de una colonoscopia, la médica le ha informado que tiene localizado un tumor en el colon, pero que faltaría de realizarle alguna otra prueba. De eso informa Arantza por teléfono el jueves día 29 de mayo. El viernes 30 a la tarde, tiene que acudir a la enfermería de prisión por fuertes molestias. Es llevada al Hospital General de Alicante, donde ha quedado ingresada. Parece ser que estos días le van a realizar las pruebas en falta y tras ello, operarla.
Al hospital van a acudir para interesarse y tener más datos de todo esta enfermedad de Arantza su abogado y los padres de su compañero David Garaboa, también preso político comunista en Villena. La médica informó de la noticia a David. Por lo que le ha dicho: "si el tumor solo está en el colón, localizado donde lo tiene ahora, se resolvería con una operación. Pero hay que esperar los resultados".
Seguiremos informando.

Arantza Díaz Villar es vecina de Vitoria-Gasteiz, tiene 43 años de edad y lleva 8 años en prisión. Fue brutalmente torturada en su detención, y aún no ha recibido respuesta de la denuncia judicial que interpuso por ello. Le quedan 3 años por cumplir de la condena farsa que la impusieron por ser militante comunista.
Además tiene que pagar una multa de más de 5.000 euros. Se da el caso particular de que si no se abona
la multa se la van a expropiar a su madre, así que el grupo de apoyo de su ciudad está recabando fondos para eliminar esta nueva traba, esta vez económica, que se le impuso en condena.
La política de dispersión penitenciaria ocasiona que por ejemplo Arantza se encuentre a 1.400 kilómetros de viaje de su entorno, y que los viajes para las visitas sean una verdadera sangría económica, además de los riesgos de accidentes en carretera y la obligatoriedad de viajes menos frecuentes, pues se necesitan al menos dos días para una visita de 40 minutos y para ejemplo de "poner las cosas difíciles", son los viernes a las 10.00 de la mañana o los domingos a las 18.00 horas.
Imaginaros además la angustia que la familia, amigxs o solidarixs viven en estas situaciones, sin ningún tipo de posibilidad de información directa sobre este nuevo caso de enfermedad en otrx presx políticx.

Lxs queremxs libres! Los queremos sanxs!
Presxs Políticxs enfermxs libertad inmediata!


Biografía

Nació en Vitoria-Gasteiz el 23 de mayo de 1971. Vecina del gasteiztarra barrio obrero de Arana, es la menor de 4 hermanos. De familia trabajadora, su padre murió a los pocos meses de jubilarse en 1997. Su madre, en 2003 sufrió un paralis que la mantiene dependiente.

Estudió técnico especialista forestal y trabajó de ayuda a domicilio con ancianos. Deportista, practicó baloncesto, montaña y correr.
Marchó a la Chiapas mexicana a una comunidad zapatista. Pasó allí dos años. Al volver y con la reflexión “allí hay mucho que hacer, aquí también” se implicó en las luchas sociales. Militaba en la organización feminista "Pipi" y formaba parte de la radio libre Hala Bedi Irratia y del movimiento solidario internacionalista con Chiapas y Turquía. Era además militante proamnistía. Dedicaba decenas de horas a estudiar política revolucionaria.

Entró a militar en el PCE(r) en 1999 y en 2002 pasó a la clandestinidad.
El 9 de junio de 2006 fue detenida en Reus, junto a dos de sus camaradas en el PCE(r), por un contingente coordinado por la Guardia Civil, con agentes de la Policía Nacional, Mossos d'Esquadra y Policía Local. La torturan salvajemente: “De forma salvaje me golpeaban una y otra vez en la cabeza, bien con las manos o bien con porras de cartón enrollado. Como consecuencia de estas sesiones de tortura he tenido hasta ahora enormes dolores y chichones. En repetidas ocasiones me desnudaron integra y violentamente, me envolvían totalmente con una manta y una vez en el suelo, y mientras varios me sujetaban, otro sentado sobre mi pecho y estómago me practicaba "la bolsa". A esta tortura uno de ellos llegó a denominarla "el juego de la apnea". En diversos momentos me amenazaron con introducirme un palo por el ano, llegando a prepararlo todo y simulaban que lo estaban intentando. Otra práctica era la de llevarme al agotamiento absoluto, obligándome a estar de pies o cuclillas con los brazos en alto”.

La denuncia interpuesta por Arantza fue recogida y sellada por el Juzgado de la Audiencia Provincial de Vitoria-Gasteiz (ciudad de donde Arantza es natural y vecina) el 31 de mayo de 2007. Aún no sabe una palabra de todo ello.
Encarcelada y juzgada, ha sido condenada a 11 años de prisión por “pertenencia a banda armada” en un juicio-farsa contra el PCE(r). Le han añadido otro año a la condena por “desacato al tribunal”.
Tras recorrer varias cárceles se encuentra en la de Brieva (Ávila), catalogada en 1er. Grado, con la correspondencia y las llamadas intervenidas, sin vis a vis para los más cercanos allegados y con otras cien pegas por su categoría FIES.
Está separada de su compañero y preso político del PCE(r) David Garaboa -en Villena, Alicante- aún de tener ganado el recurso de pareja de hecho.
Se está sometiendo a un complejo y caro tratamiento odontológico por una enfermedad dental, que tiene que pagar al dentista penitenciario.
En 2006, se creó en su ciudad el “Grupo de Apoyo a la presa política gasteiztarra Arantza Díaz, que son los que con actos solidarios variados han conseguido todo el dinero para su operación dental. Tiene el peculio y las visitas cubiertas. En la cárcel ella fabrica colgantes artesanos, libretas, separapáginas, tarjetas, que ayudan a lograr el peculio y otros varios gastos.


Fuente: http://amnistiapresos.blogspot.com.es/